La psicoterapia es un tratamiento científico de carácter psicológico basado en un proceso de comunicación y relación entre dos personas, el psicoterapeuta y el paciente. El objetivo de la psicoterapia es promover en el paciente el bienestar emocional, físico y social que necesita y potenciar sus propias fortalezas para funcionar positivamente.

Los motivos para acudir a terapia son varios. Si lo ven conveniente, algunos profesionales de la salud, del ámbito educativo o social suelen indicar realizar terapia psicológica. Muchas veces bastará con la recomendación de familiares y amigos y por supuesto, con la iniciativa personal. Algunos ejemplos de motivos de consulta son:

  • Dificultades para adaptarse a nuevas situaciones: cambios de trabajo, de pareja, de condiciones sociales,…
  • Consumo perjudicial de alcohol o tóxicos.
  • Trastonornos de la alimentación: anorexia, bulimia y trastorno por atracón.
  • Bajo estado de ánimo prolongado o cambios en el humor.
  • Problemas relacionales: con la pareja, la familia, los compañeros de trabajo,…
  • Miedos, ansiedad y fobias.
  • Pensamientos obsesivos y comportamientos compulsivos.
  • Crisis personales, baja autoestima, desmotivación.
  • Duelos y pérdidas afectivas.
  • Haber vivido situaciones de violencia y agresividad.
  • Rasgos de personalidad como: miedo al rechazo, comportamientos evitativos, dependencia emocional, perfeccionismo inflexible,…
  • Cualquier otra situación que provoque sufrimiento.

En mi trabajo le doy un papel fundamental a la relación profesional con los pacientes. Por ello, trato de construir un vínculo seguro con ellos donde poder proponer intervenciones posteriores. Es importante que la persona que acude a terapia confíe en el psicólogo que le atiende y confíe en él.

En la primera etapa de la terapia se recoge el motivo de consulta y se lleva a cabo una evaluación global de la persona mediante entrevistas, cuestionarios o registros. Posteriormente se acuerdan unos objetivos a trabajar. Normalmente, las sesiones son más frecuentes al principio. A medida que se van produciendo los cambios esperados, las visitas se espacian en el tiempo.