Tenía preparada una entrada sobre la importancia de hablar con los niños sobre la belleza, sobre ser uno mismo, sobre no dejarse amedrentar por los mensajes que reciban,… Pero Kate Winslet ganó el pasado domingo en la gala de los BAFTA el galardón a Mejor actriz secundaria y en la rueda de prensa una periodista le preguntó a quién le dedicaba el premio. La respuesta no tiene desperdicio:

“Sabes, a menudo, después de un momento como éste, me veo a mí misma pensando ‘debería haber dicho algo’, ‘debería…’, ya sabes… Cuando tenía 14 años, mi profesor de interpretación me dijo que podría irme bien si era feliz conformándome sólo con papeles de chica gorda. ¡Mírame ahora! ¡Mírame ahora! Así que lo que siento en estos momentos es que ninguna mujer joven que haya sido ninguneada por un profesor, por un amigo o incluso por sus padres, no debería hacer caso a nada de eso, porque eso es lo que yo hice. No les hice caso y continué y superé mis temores e inseguridades. Y seguid haciéndolo. Y seguid creyendo en vosotras mismas. Ya sabéis, eso es lo que yo sentí que tenía que hacer. Me gustaría dedicarle este premio a todas las chicas que dudan de sí mismas, porque no deberíais estar dudando, sólo deberíais ir a por ello.”

Toda la rueda de prensa vale la pena. La respuesta que os he transcrito llega sobre el minuto 6. Enjoy it!

Creo que nadie mejor que ella para dar este mensaje. Mi escrito tendrá que esperar…